menu

La Justicia Salteña se capacita con uno de los Filósofos del Derecho más importante a nivel mundial  

La Justicia Salteña se capacita con uno de los Filósofos del Derecho más importante a nivel mundial  

Luigi Ferrajoli es un defensor de los Derechos Humanos en general y de las garantías individuales. Este catedrático nacido en Florencia, Italia, encabeza una capacitación en la Escuela de la Magistratura del Poder Judicial de Salta sobre “Poder y Jurisdicción. Las funciones de gobierno y de garantía de los derechos en la actualidad”.

Ferrajoli fue recibido hoy por la Corte de Justicia presidida por Teresa Ovejero, quien estuvo acompañada por el vicepresidente Fabián Vittar, la vicepresidenta segunda Adriana Rodríguez y los jueces de Corte Guillermo Catalano y Gabriel Chibán.

La actividad que se desarrolla en la Escuela de la Magistratura comenzó en la tarde del miércoles. En el acto de apertura hablaron el director académico de la Escuela de la Magistratura Fabián Vittar y estuvieron presentes el catedrático de derecho penal y procesal penal de la UBA, Daniel Pastor y los juristas Perfecto Andrés Ibáñez y Darío Ippolito.

Es la primera vez que Ferrajoli participa de una capacitación en Salta, lo que fue destacado por Vittar al abrir las jornadas. El jurista italiano es conocido por ser un firme defensor de los derechos humanos y por sus contribuciones a la teoría del constitucionalismo democrático, de los derechos fundamentales y del garantismo.

Ferrajoli fue decano de de la Facoltà di Giurisprudenza de la Universidad de Camerino, profesor de Filosofía del Derecho y de Teoría General del Derecho en la Universidad de Camerino y en la Universita degli Studi Roma. Entre sus publicaciones se destacan “Democracia autoritaria y capitalismo maduro”,  “Derechos y garantías. La ley del más débil” y su monumental “Principia Iuris”

Al abrir la actividad, destacó a Ferrajoli por su “incansable trabajo en la promoción de la justicia jurídica y la igualdad ha sido una inspiración para muchos, y su enfoque en la teoría del garantismo, aún en el disenso, ha generado importantes debates y reflexiones. Su defensa de los derechos humanos y su insistencia en la necesidad de un sistema legal justo y equitativo han resonado en todo el mundo”.

Señaló que el enfoque del jurista italiano sobre “la inclusión y protección de los derechos de los más vulnerables es un recordatorio constante de que la ley debe servir como una herramienta para el bienestar de todos los individuos, sin importar su posición en la sociedad.”

“En tiempos en los que el Estado de Derecho se enfrenta a desafíos sin precedentes, sus ideas y su voz se vuelven aún más relevantes. Su llamado a la protección de los Derechos Fundamentales y la garantía de un sistema legal imparcial y transparente es fundamental para asegurar la integridad de nuestras instituciones”, puntualizó Vittar.

Por su parte, el  Procurador General de la Provincia Pedro García Castiella dijo que el jurista es “sin dudas hoy por hoy el filósofo del derecho más trascendente a nivel mundial”.

Y recordó que el jurista italiano junto al ya fallecido Norberto Bobbio “son los precursores de la constitucionalización y positivización de los derechos humanos que a partir de la conciencia que el mundo tomó del valor de los mismos luego de la segunda postguerra”.

Recordó que el jurista italiano en su obra “Derecho y razón: Teoría del Garantismo Penal” sostiene que “no basta con proclamar o declamar los derechos, no basta en otorgarlos en normas, si no que lo que importa es su efectiva materialización y realización. No es suficiente con decir que todo el mundo tiene derecho a la salud,  educación o trabajo si eso no se materializa y realiza concretamente. No solo hablamos de la provisión del derecho por el Estado Constitucional si no en la materialización efectiva del goce del derecho.”

Ferrajoli, también es el precursor de la filosofía moderna en los últimos 40 años del derecho procesal penal. Su teoría de validación racional de la verdad sostiene que el valor convictivo de una sentencia se fundamenta en que la tesis acusatoria logre superar el test de confrontación con la defensa. Esto implica toda una serie de condiciones para llegar a ello como son: una defensa material efectiva, una verdadera igualdad de armas de la presunción de inocencia, una prueba sujeta al control de la defensa y muchos otros principios y conceptos.

Asimismo, García Castiella destacó que “uno de los valores más trascendentes como consecuencia de este razonamiento es que el respeto por un proceso penal justo se convierte en una garantía de verdad, no solamente para el imputado, sino esencialmente para la victima si esta logra obtener una sentencia que tiene una validación racional a través de un proceso en que el condenado es el responsable del derecho ilícito y no una persona sobre la que puede pesar un grado de duda respecto de su responsabilidad penal, un condenado que ha logrado afrontar el test de confrontación penal.” 

El pensamiento de Ferrajoli pone en crisis a los modelos clásicos constitucionales tal como lo conocemos hoy en día, postuló finalmente el Procurador General García Castiella considerando que la presencia del jurista italiano en nuestra provincia  resulta “trascendente al pensamiento de filosofía del derecho y a los nuevos rumbos, que pueda tener el derecho en las futuras décadas debido a la crisis actual”.