menu

Dos años de prisión condicional y cinco años de inhabilitación para un médico, por homicidio culposo

Dos años de prisión condicional y cinco años de inhabilitación para un médico, por homicidio culposo

El juez Guillermo Pereyra, vocal de la Sala VI del Tribunal de Juicio, condenó a Juan Carlos Díaz a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación especial por el término de cinco años por resultar autor penalmente responsable del delito de homicidio culposo, en perjuicio de Andrea Soledad Viveros.

El juez ordenó que el imputado continúe en libertad por la modalidad de la pena y le fijó las siguientes reglas de conducta: constituir domicilio, notificar cualquier cambio al tribunal y someterse al cuidado del Programa de inserción social y supervisión de presos y liberados de Salta; abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas y de consumir estupefacientes; prohibición de ausentarse de la provincia y del país sin comunicarlo al tribunal. Todo ello por el lapso de dos años.

El juez ordenó que se remita a la Fiscalía Penal de turno copias de las actuaciones con relación a una supuesta comisión del delito de falso testimonio, conforme a lo solicitado por el Ministerio Público Fiscal.

Por último, el juez dispuso que se le realice al condenado un examen genético (ADN) para su incorporación al Banco de Datos Genéticos, previa asignación del DUIG por el Registro provincial de condenados vinculados a delitos contra las personas y contra la integridad sexual.

En el juicio unipersonal intervino el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio y, por la parte querellante, Diego D`Andrea Cornejo y Carlos Hernán Cúneo. La defensa del imputado estuvo a cargo de Sandra Ortiz, de la UDP 4.

El hecho por el cual fue condenado el médico Juan Carlos Díaz ocurrió el 22 de mayo de 2014. La denuncia fue presentada por la madre de la víctima. La mujer relató que ese día, alrededor de las 22.30, su hija llegó al hospital de Cachi con trabajo de parto. Estaba embarazada de nueve meses. Allí fue atendida por el doctor Díaz, quien le dijo que tenía que esperar a que presentara mayor dilatación.
La denunciante manifestó que su hija se encontraba muy dolorida. Alrededor de las 3 de la madrugada la pasaron a la sala de parto. Allí la atendió otro médico, acompañado por el doctor Díaz. El bebé nació pero su hija quedó inconsciente, con oxígeno y suero. La mujer señaló que entonces el imputado dijo que la trasladarían a Salta en una ambulancia. En la parte de atrás viajaba con la paciente el doctor Cornejo. La denunciante contó que, durante el trayecto, el médico le indicó al chofer que se detuviera y le hizo reanimación a su hija. Luego escuchó que hablaba por teléfono comunicando que la paciente había fallecido.

La causa llegó a juicio con otro imputado, Wenceslao Alejandro Cornejo, ya fallecido.
 
  • Enlaces de Interes - grande

    Fecha:

    Ver más
  • Enlaces de Interes - SD

    Fecha:

     
    Ver más
  • Ver más